For an optimal site experience, we recommend using a different browser.
Using Internet Explorer may prevent you from accessing Chubb.com, and some site features may not function as expected.

X

Diez consejos útiles para una experiencia de aprendizaje virtual exitosa

El coronavirus ha afectado nuestra vida cotidiana de muchas formas. Uno de los cambios más grandes fue pasar del trabajo y del aprendizaje presenciales a un entorno remoto en nuestro hogar.

Puede resultar difícil tanto para los estudiantes como para los padres adaptarse al aprendizaje remoto, también conocido como aprendizaje virtual. En la actualidad, se espera que los padres participen más que nunca en la educación de sus hijos y que los ayuden a transitar por el mundo del aprendizaje remoto.

Sabemos que esto puede ser difícil, especialmente si tenemos en cuenta que muchos padres trabajan desde el hogar, por lo que ofrecemos algunos consejos para prepararlos a ustedes y a sus estudiantes para el éxito.

  1. Tener un espacio designado para el aprendizaje

Es muy importante contar con un lugar designado en el hogar donde el estudiante pueda aprender. Cumplirá el mismo propósito que un aula: ayudará a marcar la transición del tiempo familiar o de juego al horario escolar. No necesita toda una habitación solo para este fin: un simple escritorio o una mesa despejada y ordenada ayudará a desarrollar una estructura y a crear un espacio para el proceso de aprendizaje.

  1. Personalizar el espacio de aprendizaje

A los niños les encantan los proyectos; decorar su espacio y hacerlo especial podría ser un proyecto divertido. Si deja que la creatividad de los niños fluya para personalizar el espacio, se sentirán motivados y tendrán ganas de pasar tiempo allí.

  1. Organizar el espacio de aprendizaje

Los niños necesitan saber dónde encontrar las cosas que necesitan. Crear un sistema desde el comienzo los ayudará a permanecer concentrados en la tarea y les permitirá tomar el control de su aprendizaje. Compartir con ellos la importancia de la organización como una habilidad fundamental los ayudará a tener éxito a corto y largo plazo.

  1. Tener una sesión nocturna de preparación/organización

Tomarse el tiempo todas las noches para guardar los materiales en su lugar ayudará a su hijo a prepararse para el éxito para el día siguiente. Durante la cena, puede preguntarle cómo fue el día y conversar sobre el cronograma para el día siguiente. Reservarse al menos 10 minutos para analizar la información y para prepararse los ayudará a generar conciencia y mejorará la comunicación entre usted y su hijo.

En el proceso de preparación nocturna también debe asegurarse de que el niño sepa dónde están los útiles, incluidos los cuadernos y carpetas. Además, asegúrese de que su hijo enchufe los dispositivos que necesitará tener cargados por la mañana. Esto garantiza que todos estén listos la mañana siguiente y marca un ritmo positivo para el día.

  1. Imprimir los materiales que necesitará a diario

Es reconfortante tener impreso un cronograma o las contraseñas necesarias al alcance de la mano. Tener que explorar a diario una computadora o aplicaciones para encontrar información puede resultar frustrante. En cambio, asegúrese de que su hijo tenga la información que necesita a diario en un formato impreso y de fácil acceso. A continuación, encontrará una lista de lo que esto puede incluir:

  • Contraseñas
  • Cronograma
  • Dirección de correo electrónico de los maestros
  • Listado de clases
  1. Incorporar actividades físicas en la rutina

Las investigaciones sugieren que la actividad física puede mejorar el desempeño académico[i]. En la escuela, los estudiantes dedican un tiempo específico a la educación física y al descanso. Es importante ofrecer el mismo tipo de experiencia en el hogar. Incluso si su hijo protesta, insistirle con que salga al aire libre tanto como sea posible le ayudará a mejorar su estado de ánimo y a mantenerse saludable. Reserve al menos 20 minutos al día para que su hijo realice actividad física.

  1. Limitar, en lo posible, el tiempo que su hijo pasa frente a una pantalla 

Para muchos niños, el aprendizaje virtual significa estar frente a una pantalla durante toda la jornada escolar. Motivar a su hijo para que apague la computadora o el televisor cuando termine el aprendizaje virtual lo ayudará a marcar el final de la jornada escolar y a garantizar que pase un poco de tiempo sin mirar una pantalla. Si el clima es bueno, motívelo para que salga al aire libre a pasear en bicicleta, caminar, jugar con una pelota, etc.

  1. Sacar provecho de los maestros de su hijo

No tema hacer preguntas o pedir ayuda si piensa que su hijo tiene dificultades. Recuerde que usted y los maestros están juntos en este proceso y es posible que tengan algunos consejos o trucos para que el aprendizaje virtual sea una experiencia más placentera y productiva para su hijo. 

  1. Compartir comentarios positivos con su hijo

¡No olvide que esto es difícil para usted, pero también lo es para su hijo! Cuando observe que su hijo hace algo bien, ya sea prestar atención, hacer la tarea o, incluso, organizar el escritorio, dígale con palabras que hizo un gran trabajo. 

  1. Tomarse un descanso 

El aprendizaje en el hogar tendrá algunos contratiempos, ¡y eso está bien! Todos hacemos lo mejor que podemos. No sea exigente con usted mismo y tómese un descanso si tiene un mal día. Recuerde que todos estamos aprendiendo a transitar este nuevo entorno juntos.