03/11/2020 Cómo administrar los gastos relacionados con una enfermedad cardíaca

Alli Walsh

Cómo administrar los gastos relacionados con una enfermedad cardíaca

Casi uno de cada dos adultos en los Estados Unidos presenta al menos un factor de riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Si fuma tabaco, tiene un nivel alto de colesterol o sufre de presión arterial alta, prácticamente forma parte de este grupo. Desafortunadamente, hay otros problemas que pueden llevar a que probablemente desarrolle problemas cardíacos, por ejemplo, sufrir diabetes, llevar una dieta poco saludable, abusar del alcohol, tener sobrepeso o ser sedentario.1

Una vez que sabe que tiene un problema cardíaco, el próximo paso es averiguar cómo manejarlo. Si bien muchas personas se concentran en comer de manera más saludable o ejercitarse más, se deben considerar otros factores además de la salud física.

¿Ha pensado cómo un problema cardíaco afectaría sus finanzas? Según su cobertura de seguro, es posible que se espere que pague una parte significativa de los gastos. Al aprovechar al máximo su seguro médico, utilizar su seguro complementario y encontrar maneras de ahorrar dinero, puede hacer que los costos económicos sean más fáciles de afrontar.

Estadísticas de enfermedades cardíacas

Cada 37 segundos, una persona fallece debido a un problema cardíaco. Esta condición crónica causa una de cada cuatro muertes en Estados Unidos. En un solo año, Estados Unidos gasta $219 mil millones en todos los servicios de atención médica, los costos de productividad perdida y medicamentos relacionados con esta enfermedad.1

La condición cardíaca más común es la enfermedad coronaria. En 2017, la enfermedad de las arterias coronarias mató a 365,914 personas.2 Se estima que 18.2 millones de adultos padecen esta enfermedad. Mientras tanto, los investigadores estiman que ocurre un ataque cardíaco cada 40 segundos. Uno de cada cinco ataques cardíacos es silencioso, lo cual significa que la persona lo experimenta sin darse cuenta de lo que ha ocurrido.1

El costo de las condiciones cardíacas

 Cada día, los problemas cardíacos como la enfermedad de las arterias coronarias y los accidentes cerebrovasculares le cuestan al país mil millones de dólares en pérdidas de productividad y gastos médicos. Uno de cada seis dólares destinados la atención médica se dirige a las enfermedades cardiovasculares. Desafortunadamente, se espera que estos costos sigan aumentando. Para el 2030, los investigadores estiman que los gastos médicos directos alcanzarán los $818 mil millones por año. Mientras tanto, la economía perderá $275 mil millones en productividad perdida.3

Cada año, hay 1.5 millones de ataques cardíacos.4 Estos ocasionan $219 mil millones en productividad perdida y gastos de atención médica.1 El artículo  The 35 most expensive reasons you might have to visit a hospital in the US- and how much it cost if you do (Los 35 motivos más costosos por visitar un hospital en los Estados Unidos, y lo que cuesta si lo hace), enumeró varios eventos relacionados con el corazón y su costo relativo, mostrando que el adulto promedio que presentó algún tipo de problema cardíaco gastó $4,279 en la atención correspondiente.5 Cuando sufre inicialmente un ataque cardíaco o se le diagnostica una enfermedad cardiovascular, la preocupación principal es mantenerse sano y recuperarse.

Más adelante, es posible que empiece a darse cuenta de la rapidez con la que se acumulan los gastos. Si sufre un ataque cardíaco, puede ocasionarle gastos costosos como cargos hospitalarios, de ambulancias, cirugías y pruebas de diagnóstico. Una vez que se recupera, aún debe pagar el mantenimiento a largo plazo de la enfermedad cardiovascular. Estos gastos incluyen el precio de las pruebas, los medicamentos y las consultas con el cardiólogo. Además, hay gastos indirectos causados por la pérdida de ingresos y productividad.

Cómo administrar los gastos

Nadie planea tener un evento cardíaco, pero hay medidas que puede tomar mientras se encuentra sano para ayudar a mitigar el impacto económico en el caso de que le suceda. En primer lugar, asegúrese de contar con el seguro médico adecuado.  Infórmese acerca de lo que cubre su póliza antes de que necesite usarla. Luego, considere sumar un seguro complementario.

Recuerde que la cobertura médica mayor no cubre todos los gastos. Los gastos de su propio bolsillo son exorbitantes para las familias, incluso para aquellas que cuentan con una cobertura de seguro a través de grandes empleadores.  Los aportes anuales de la familia a las primas del seguro y los gastos de su propio bolsillo para cubrir los servicios relacionados con la salud han aumentado de un promedio de $4,617 a $7,726 durante los últimos diez años.6 Los deducibles están aumentando diez veces más rápido que la inflación, por lo tanto, el trabajador promedio enfrenta mucha presión para estar al día con los costos de la atención médica.6

Seguro por discapacidad

Un seguro por discapacidad puede ayudarlo a cubrir los gastos si sufriera una condición cardíaca. Probablemente haya escuchado acerca de la remuneración del trabajador, el seguro de desempleo y otras opciones de seguro patrocinadas por el Gobierno. Un seguro por discapacidad es similar: es una especie de producto de seguro que puede ayudarlo si sufre alguna forma de discapacidad o lesión.

Muchas compañías medianas y grandes ya ofrecen una póliza de seguro de ingresos por discapacidad como parte del paquete general de beneficios. Según su compañía, es posible que incluso acceda a una póliza a corto y largo plazo. Si su empleo no le brinda ninguna cobertura, considere invertir en una protección de ingresos por su cuenta.

Una póliza a corto plazo puede ayudarlo a obtener dinero en efectivo inmediatamente después de que sufra una lesión; sin embargo, es posible que no necesite esta opción si cuenta con un fondo de emergencia decente. Si tiene algo de dinero ahorrado, sería mejor que se concentre en obtener un seguro a largo plazo. Las pólizas a largo plazo son importantes porque lo ayudan a administrar su exposición a riesgos en el largo plazo.

Para obtener una buena oferta en su seguro por discapacidad, considere el beneficio base, el período de beneficios, el beneficio residual, el ajuste por costo de vida y el período de eliminación. El beneficio base es el monto de ingresos que obtiene si sufre una lesión que califica.

El beneficio residual representa el monto que recibirá si aún es capaz de generar parte de sus ingresos. Si no obtiene un beneficio residual, su aseguradora puede obligarlo a elegir entre trabajar por un cheque de pago y obtener los beneficios por discapacidad. El ajuste por costo de vida es importante ya que sus beneficios deben estar actualizados de acuerdo a la inflación.

Además, considere sus períodos de beneficios y de eliminación. El período de beneficios es la mayor cantidad de tiempo durante el cual puede recibir beneficios de su póliza de seguro. El período de eliminación de su póliza también es importante porque muestra el período de tiempo durante el cual debe tener la discapacidad antes de comenzar a recibir los beneficios. En la mayoría de los casos, este período dura entre 30 y 90 días. Si elige un período de eliminación más prolongado, podrá obtener una prima inferior.

Un reclamo promedio de cobertura por discapacidad dura 34.6 meses.8  Si bien solamente cubre del 40 al 60 por ciento de sus ingresos anteriores, siempre es mejor contar con al menos algunos ingresos mientras se recupera. Debido a que el 53 por ciento de las personas no cuenta con el dinero suficiente para cubrir tres meses de costos de vida, tener algún ingreso después de que sufre una discapacidad constituye una ventaja.8 

Combined Insurance ofrece el Protector de Ingresos para ayudarlo cuando se interrumpen los ingresos regulares.

Otros productos de seguro complementario

El seguro por discapacidad no es su única opción para protegerse en caso de perder los ingresos. Combined Insurance ofrece otras opciones, como las siguientes:

  • El Protector para Accidentes y Enfermedades le paga directamente a usted si se encuentra en una sala de emergencias, atravesando una recuperación o internado en un hospital y su accidente o enfermedad está cubierto.
  • El Protector para Condiciones Críticas  puede ayudarlo cuando se le diagnostica una lesión o enfermedad mayor. Le brinda asistencia en efectivo si se le diagnostica una enfermedad como cáncer, accidente cerebrovascular, quemaduras graves o insuficiencia renal. Debido a que muchos estadounidenses actualmente tienen dificultades para pagar los gastos médicos, esta forma de cobertura es fundamental para las familias que necesitan apoyo adicional.
  • SickPay Plus le paga en efectivo desde el primer día que está imposibilitado para trabajar y está bajo atención médica. Los pagos en efectivos duran hasta seis meses.
  •  El Protector de Ingresos le permite reemplazar la pérdida de ingresos si presenta una discapacidad. No está relacionado con su empleo, por lo tanto, puede trabajar medio tiempo si necesita ganar dinero adicional.
  • El Protector para Cáncer le paga un beneficio de pago total en caso de que le diagnostiquen o deba recibir tratamiento por un cáncer cubierto.

Otras formas de administración

1. Pedir ayuda

Si no puede pagar su tratamiento médico, no tema buscar ayuda económica en las organizaciones benéficas. Muchas de ellas lo ayudarán con los gastos como medicamentos, alimentos, transporte y facturas diarias. El gobierno federal también cuenta con una serie de programas para ayudarlo a cubrir los gastos de atención médica.

El Seguro Social, Medicare y Medicaid pueden cubrir muchos de los gastos del tratamiento si cumple con la edad y los requisitos de ingresos de cada programa. El mercado de seguros médicos de su estado también puede ayudarlo a encontrar una cobertura de seguro. Según sus ingresos, es posible que califique para subsidios que lo ayudan a pagar el costo de sus primas de seguro.7 Si no puede acceder a un seguro a través de su empleador, HealthCare.Gov puede ayudarlo a obtener información acerca de los planes de seguro y los subsidios para los que califica.

Además, puede ver si otros gastos también están cubiertos. Lifeline es un programa federal que cubre los gastos de su línea telefónica, siempre y cuando cumpla determinados requisitos. También hay programas disponibles para ayudarlo a cubrir los costos de su factura de electricidad, en caso de que tenga dificultades económicas.

2. Ahorre en los costos de medicamentos

 Es posible que los costos de medicamentos se acumulen rápidamente. Si desea disminuir el monto que gasta en sus medicamentos, puede realizar algunos cambios.

  • Muchos medicamentos cuentan con las opciones genéricas disponibles. Sin bien el precio es significativamente inferior, deberían funcionar de la misma manera que las opciones de marca. Para consultar si existe una opción genérica que puede usar, hable con su médico o farmacéutico.
  • Consulte a su médico si sería más económico tomar una dosificación diferente del medicamento. En algunas ocasiones, las compañías médicas cobran menos por miligramo en el caso de una píldora más grande que en una más pequeña. Una vez que obtiene una dosis mayor, puede partirla a la mitad.
  • Recuerde que partir medicamentos a la mitad no siempre es la mejor opción. En ocasiones, las tabletas están diseñadas para que las tome completas debido a la manera en que está realizado el recubrimiento. En otros casos, resulta difícil partir la píldora a la mitad. Incluso si no puede hacerlo, consúltele a su médico para estar seguro.
  • Finalmente, también es posible que ya no necesite todos sus medicamentos. Puede hablar con su médico o farmacéutico acerca de todos los medicamentos que toma. Es posible que algunas de sus recetas sean viejas, y pueda ahorrar dinero si ya no las necesita.
  • Si accede a Medicare, puede usar el buscador de planes en línea para consultar si hay planes de medicamentos que incluyan costos inferiores de recetas. En lugar de tomar medicamentos menos costosos, también puede usar las farmacias con pedido por correo. Es posible que su estado también le ofrezca ayuda para pagar sus costos de medicamentos.


Prevención

La enfermedad cardiovascular se puede prevenir. Puede reducir sus riesgos y aliviar los problemas cardíacos actuales al adoptar cambios en el estilo de vida. Incluso si ya se le ha diagnosticado una condición cardíaca, nunca es demasiado tarde para implementar cambios en su vida. Puede empezar a hacer más actividad física. Esto lo ayudará a disminuir la presión arterial, bajar de peso, mejorar su nivel de colesterol y reducir su riesgo general de sufrir una enfermedad cardiovascular. En promedio, debería pasar al menos 150 minutos por semana haciendo algún tipo de ejercicio moderado.

Pesarse todos los días puede ayudarlo a detectar señales tempranas de advertencia de algún problema cardíaco. Si su estado empeora, notará un aumento repentino en su peso debido a la retención de líquidos. También debería tomar sus medicamentos, evitar el exceso de sal y llevar una dieta saludable. Si nota algún síntoma, debería informárselo de manera inmediata a su médico.

Además de hacer ejercicio, también puede reducir el riesgo si lleva una dieta más saludable. Evite los alimentos de origen animal y las grasas no saludables. Por el contrario, enfóquese en los alimentos de origen vegetal, como los vegetales, las frutas y las legumbres. Disminuir los niveles de estrés también puede aliviar sus problemas cardíacos. Puede ayudarlo implementar las técnicas de disminución de estrés, como meditación, yoga y ejercicios de respiración. Si actualmente fuma, dejar la nicotina lo ayudará a mejorar su salud cardíaca.9 

Planificar a futuro y recibir el apoyo de sus médicos, farmacéuticos, comunidad y amigos puede hacer que le resulte un poco más fácil afrontar la enfermedad cardíaca. Comuníquese con un agente de ventas de Combined Insurance hoy mismo para obtener más información sobre nuestros productos.

Referencias:

1-Heart Disease Facts (Hechos de las enfermedades cardíacas). (2 de diciembre de 2019). Recuperado de https://www.cdc.gov/heartdisease/facts.htm. Acceso: 7 de febrero de 2020

2-Benjamin EJ, Muntner P, Alonso A, Bittencourt MS, Callaway CW, Carson AP, et al. Heart Disease and Stroke Statistics (Estadísticas de las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares), actualización del 2019: un informe de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés). Circulation. 2019;139(10):e56-528.

3-Stinson, C., Stinson, C. y Stinson, C. (29 de abril de 2015). Heart Disease and Stroke Cost America Nearly $1 Billion a Day in Medical Costs, Lost Productivity (Las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares le cuestan a los Estados Unidos $1 mil millones por día en gastos médicos, productividad perdida). Recuperado de https://www.cdcfoundation.org/pr/2015/heart-disease-and-stroke-cost-america-nearly-1-billion-day-medical-costs-lost-productivity

4-CDC. (10 de octubre de 2019). Million Hearts® Costs & Consequences (Million Hearts®: Costos y consecuencias). Recuperado de https://millionhearts.hhs.gov/learn-prevent/cost-consequences.html

5-Michaels, M. (1 de marzo de 2018). The 35 most expensive reasons you might have to visit a hospital in the US - and how much it costs if you do (Los 35 motivos más costosos para visitar un hospital en Estados Unidos, y lo que cuesta si lo hace). Recuperado de https://www.businessinsider.com/most-expensive-health-conditions-hospital-costs-2018-2#20-other-fractures-16

6-Tracking the rise in premium contributions and cost-sharing for families with large employer coverage (Seguimiento del aumento de las primas y la proporción de costos para las familias con cobertura de grandes empleadores). Recuperado de https://www.healthsystemtracker.org/brief/tracking-the-rise-in-premium-contributions-and-cost-sharing-for-families-with-large-employer-coverage/

7-Help with Bills (Ayuda con las facturas). (Sin fecha). Recuperado de https://www.usa.gov/help-with-bills

8-Andrews, M. (11 de octubre de 2017. Why A Long-Term-Disability Policy Is More Important Than Pet Insurance (¿Por qué una Póliza de Discapacidad a Largo Plazo es más importante que el seguro para mascotas?). Recuperado de https://www.npr.org/sections/health-shots/2017/10/11/556946744/why-a-long-term-disability-policy-is-more-important-than-pet-insurance

9-Prevent Heart Disease (Cómo prevenir las enfermedades cardíacas). (9 de diciembre de 2019). Recuperado de https://www.cdc.gov/heartdisease/prevention.htm

Para Personas y Familias Cobertura = confianza

La vida está llena de incertidumbres. No se pueden eliminar. Pero se pueden controlar. La cobertura complementaria de Combined Insurance le brinda beneficios que puede utilizar para pagar lo que el seguro médico principal no cubre. Así puede estar preparado para lo inesperado.

Para los empleadores y Asociaciones La cobertura que quieren

Ayudamos a empleadores a proveer cobertura de seguro complementario que sus empleados quieren, ya que el talento excelente espera beneficios excelentes, y al mismo tiempo administrar sus costos.

Para quienes buscan trabajo Preparado para el éxito


Para ser un agente exitoso de Combined Insurance, se necesita enfoque, disciplina y automotivación. Tenemos las herramientas, programas y oportunidades para desarrollar sus habilidades y crecer su carrera profesional.

Comienzo de la declaración por W. CLEMENT STONE, FUNDADORHagan lo correcto porque es lo correcto.Fin de la declaración. W. CLEMENT STONE, FUNDADOR
Contactar con Combined Insurance